CABE DESTACAR

PADRES, FAMILIARES Y AMIG@S ALIAD@S CON LA COMUNIDAD LGBTQ

 

P.O. Box 24565, Los Angeles, CA 90024           1.888.PFLAG 88   (1.888.735.2488)           Contacto

©2014  PFLAG Los Angeles. Todos los derechos reservados              Informe sobre problemas del sitio web                 Diseño del sitio web por Imagine-Y

La subvención de

BLOOMINGDALE’S

que posibilitó

la creación de
este sitio. Por ello,

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

 

Apoyando su Viaje

 

Organización local satélite
de PFLAG Los Angeles

¿Le interesaría asistir?

Reuniones de apoyo

 

en BOYLE HEIGHTS

Mi Centro

553 S. Clarence Street

Los Angeles, CA 90033

Segundo miércoles - 7:00 pm

 

en EAST LOS ANGELES

Bienestar East LA

5326 East Beverly Blvd

Los Angeles, CA 90022

Tercer jueves - 7:30 p.m.

 

en SAN FERNANDO VALLE

Bienestar Valle de San Fernando

8134 Van Nuys Blvd., Suite 200, Panorama City, CA 91402

Cuarto viernes - 7:00 p.m.

 

 

 

Para más información:

Info@pflagEspanolSoCal.org

1.888.PFLAG 88 #2

1.888.735.2488 #2

 

¡Respalde nuestra labor!

Renueve su afiliación,
únasenos o envíenos
su donación

¡HOY MISMO!

Educación:Preguntas más frecuentes

 

Lo que quizás se haya preguntado con respecto a la homosexualidad.

 

¿Por qué siento todas estas emociones?

Cuando alguien de su familia o entre sus amistades da a conocer su condición de LGBT, sentir una serie de emociones encontradas—como (por mencionar solo algunas) sorpresa, conmoción, amor, actitud defensiva, tristeza, miedo, enojo y confusión—es normal. No hay una manera correcta o incorrecta de sentir; uno no tiene por qué avergonzarse de ninguno de sus sentimientos. Dese tiempo para reunir información y explorar sus propios sentimientos. Está bien no sentirse bien de la noche a la mañana.

 

¿Qué de mis sueños para mi hijo(a)?

A menudo, lo que soñamos para nuestros hijos proviene de nuestras propias experiencias e imágenes culturales, que por lo general son heterosexuales. Puede que usted se sienta triste de haber perdido el futuro que había imaginado para su hijo(a) y para usted. Recuerde que las personas LGBT pueden enamorarse, casarse, tener hijos y alcanzar el éxito en sus respectivas carreras y oficios. Aunque es posible que sus sueños cambien, tal vez no cambien tanto como usted cree.

 

¿Por qué mi hijo(a) es gay (lesbiana) o bisexual?

 Las investigaciones realizadas sugieren que quizás sean varios los factores biológicos que contribuyen a determinar la orientación sexual y la identidad de género; entre ellos: los genes, el orden de nacimiento, y las hormonas liberadas durante el embarazo, pero nada es concluyente. Lo que sí sabemos es que la homosexualidad aparece en todas las culturas, en todas las religiones, en todas las regiones geográficas, y en todo tipo de familias. No es una falta suya; es una variación que ocurre de manera natural en la sexualidad humana.

 

¿No es mi hijo(a) demasiado joven para estar seguro(a) de que es gay o lesbiana?

Según estudios recientes, la edad promedio en que un(a) menor sabe que es LGBT es de 13 años. Dichos estudios también muestran que la edad promedio en que dan a conocer su condición se encuentra entre los años intermedios y últimos de la adolescencia. Los niños no necesitan tener una experiencia sexual para entender por quiénes sienten atracción. No “eligen” ser gays o lesbianas, ni son “reclutados” para serlo. Es algo que reconocen en ellos.

 

¿Cómo puedo arreglar esto?

Los padres tienden a buscar soluciones. Es normal que se pregunten si hay algo que pueden hacer para ayudar a su hijo(a) con este “problema”. Ni la orientación sexual ni la identidad de género se pueden cambiar. Según la American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología) y la American Medical Association (Asociación Médica Americana), es tanto inútil como poco ético tratar de cambiar la orientación sexual o la identidad de género del (de la) cliente. Los ministerios “Ex gay” y la “terapia reparadora” son controversiales; las principales organizaciones profesionales no los recomiendan. Puede que cambien la conducta, pero nunca se ha demostrado mediante estudios rigurosos que puedan cambiar la orientación sexual subyacente. Algunos han informado de un aumento de depresión, ideas suicidas y comportamiento autodestructivo tras recibir estos tratamientos. Todo intento de cambiar la orientación sexual o la identidad de género del (de la) menor se experimenta como rechazo con consecuencias muy negativas.

 

¿Qué acerca del VIH o del SIDA?

Hoy por hoy, todo el mundo tiene que informarse sobre el VIH y el SIDA y sobre cómo protegerse y proteger a sus parejas. No es la orientación sexual lo que hace que uno sea VIH positivo; es su conducta. Asegúrese de que su hijo(a) sabe cómo se transmite el VIH y cómo tener prácticas sexuales más seguras. Si usted no se siente cómodo(a) hablando de estos temas con sus hijos (¡con todos ellos!) consiga un facultativo que pueda darles información confiable.

 

¿Cómo reconcilio la orientación sexual o la identidad de género de mi hijo(a) con mi religión?

Los textos bíblicos interpretados como condenación de la homosexualidad pueden parecer insuperables; es posible, pues, que los padres teman por la salvación de sus hijos. Las interpretaciones de estos textos antiguos dependen de la comprensión detallada del contexto y del lenguaje en que fueron escritos. Muchos eruditos bíblicos no están de acuerdo con la lectura anti-gay de ciertos pasajes bíblicos. Puede que los padres consideren útil explorar esas conclusiones. Muchas denominaciones cristianas y ramas del judaísmo han tomado posturas oficiales en favor de las personas LGBT; entre ellas: las ramas reconstruccionista, reformada y conservadora del judaísmo; la Iglesia Unida de Cristo; los episcopales y la Iglesia Comunitaria Metropolitana. Además, en la mayoría de las demás denominaciones puede uno encontrar congregaciones y grupos de apoyo acogedores y comprensivos.

 

¿Cómo debo responder a un ser querido que es LGBT?

NO lo rechace. En comparación con sus homólogos LGBT que se sienten apoyados, los menores LGBT que se sienten rechazados son ocho veces más proclives a intentar suicidarse, seis veces más proclives a sufrir de depresión en gran escala, tres veces más proclives a consumir drogas ilegales, y tres veces más proclives a arriesgarse a contraer enfermedades transmitidas sexualmente.

 

¿Qué tipos de conductas son de rechazo?

El castigo corporal, los improperios, el excluir de las actividades familiares a los niños o jóvenes LGBT, bloquearles el acceso a amigos y recursos para niños y jóvenes LGBT, presionarlos a ser más (o menos) masculinos o femeninos, decirles que Dios los castigará por ser LGBT, y decirles que ustedes—sus padres o tutores—se avergüenzan de ellos.

 

¿Qué tipos de conductas son de apoyo?

Hablar con su hijo(a) sobre su identidad LGBT; expresarle afecto cuando él o ella le cuente sobre su identidad LGBT; exigir que los demás familiares respeten la identidad de su hijo(a) LGBT; conectar a su hijo(a) con adultos LGBT que le sirvan de ejemplo; recibir bien a las amistades LGBT de su hijo(a); apoyar la expresión de su género; defender a su hijo(a) LGBT cuando es objeto de discriminación. Su asistencia a las reuniones de PFLAG también demuestra que apoya a este(a) familiar, y puede ayudarle a implementar algunas de estas sugerencias en su situación particular.

 

¿Cómo se los digo a mis familiares y amigos?

Primero, infórmese bien sobre la orientación sexual y la identidad de género. Luego, elija de entre sus familiares y amistades, a alguien que haya manifestado comprensión o apoyo a las personas LGBT, a o alguien de mente abierta en quien pueda confiar. Esta persona se convertirá en su aliada ante los demás. Practique lo que quiera decirles, tal como lo haría para una entrevista de trabajo o para pronunciar un discurso. Las reuniones de PFLAG pueden ayudarle a prepararse. Allí encontrará un grupo diverso de padres, otros familiares y aliados heterosexuales que ya han pasado por esto. Ellos le escucharán, compartirán con usted sus propias experiencias y le apoyarán. Tanto usted como sus familiares y amigos de personas LGBT que le acompañen serán recibidos con gusto, mientras su familia crece en fortaleza y unidad a través de la comprensión, la aceptación y la celebración de la singularidad de cada uno de sus integrantes.

 

¿Puede mi hijo(a) llevar una vida feliz?

¡Sí!, hay personas LGBT exitosas en todas las profesiones y oficios: desde la política y el entretenimiento, hasta los negocios, la ciencia y la tecnología, y todos los campos intermedios. Actualmente, en algunos estados de nuestro país y en muchos otros países pueden casarse, tener hijos y formar familias. Su respaldo no solo es crucial para su hijo(a) LGBT, sino que le permitirá a usted acercarse a él o a ella mucho más de lo que jamás pensó que fuera posible.

 

YOUTH

 

¿Cómo saber con seguridad si uno es LGBT?

La sexualidad se desarrolla con el correr del tiempo. Poco a poco, uno llega a darse cuenta de quiénes le atraen más: si los hombres, las mujeres o ambos. No necesita ser sexualmente activo para saberlo; basta con que reconozca sus atracciones emocionales y físicas.

 

¿No veo a nadie como yo. ¿Soy la única persona así?

¡Hay mucha gente como tú! La mayoría de los estudios realizados en torno a este tema señalan que de 4,5% a 10% de la población es LGBT. Los hay blancos, negros, asiáticos, latinos e indios americanos. Son protestantes, católicos, judíos, musulmanes, budistas, feligreses de otras religiones o ateos.

Son doctores, enfermeros, albañiles, educadores, estudiantes, secretarios, ministros, rabíes, dependientes, mecánicos, negociantes, policías, miembros de las fuerzas armadas, políticos, atletas o profesionales u obreros en otros ramos de trabajo. No les hagas caso a los estereotipos. Surgen de la ignorancia y jamás se ajustan a todos los del grupo a los que se pretende catalogar. Sencillamente, sé tú mismo.

 

¿Está bien ser LGBT?

Sí. Ser gay, lesbiana, bisexual o transgénero está bien; es tan normal y sano como ser heterosexual. Aunque nadie sabe exactamente cómo se determina la identidad o la orientación sexual humana, las investigaciones realizadas señalan que resultan de una combinación de factores: genética, biología y entorno. Puede que tu orientación o tu identidad sexual se haya configurado antes de que nacieras o a tus dos o tres años de edad. Ser LGBT es solo una variación humana; es como ser zurdo o tener un color de ojos o de cabello diferente al de otras personas.

 

¿Se me puede arreglar?

Ser LGBT no es un trastorno físico, mental o espiritual. Como la homosexualidad y la identidad sexual no se eligen, uno no puede cambiar de opinión sobre el hecho de ser LGBT. Los ministerios “Ex gay” y la «terapia reparadora» son controversiales; las principales organizaciones profesionales no los recomiendan. Aunque tal vez cambien la conducta, nunca se ha demostrado que puedan cambiar la orientación sexual subyacente. Algunos han informado de un aumento de depresión, ideas suicidas y comportamiento autodestructivo tras recibir esos tratamientos.

 

¿Hay personas de color entre los LGBT?

Sí. Como en el resto de la población, el porcentaje de LGBT entre las personas de color es de 4,5% a 10%. Es posible que su presencia no sea tan visible en algunos grupos étnicos por las dificultades que conlleva el tener una doble identidad. Estas dificultades surgen, por ejemplo, cuando pertenecen a una iglesia que desaprueba la homosexualidad, a una familia con fundamentos fuertes que valora la heterosexualidad o a una comunidad étnica que practica la homofobia, y también, cuando perciben racismo en la más amplia comunidad gay, lesbiana, bisexual y transgénero. Con todo, a medida que más y más gente de color se da a conocer en este aspecto, el ambiente va cambiando y los recursos aumentan.

 

¿Debo preocuparme respecto al VIH y el SIDA?

Sí. Todo el mundo—sea gay o heterosexual, hombre, mujer o trangénero—necesita informarse acerca de las causas y los métodos de prevención para evitar el VIH y el SIDA. El VIH se transmite a través del contacto sexual con una persona infectada y por compartir agujas y/o jeringas empleadas en el uso de drogas. Ni la edad ni la orientación sexual protegen de contraer el virus, así que, aprende y utiliza siempre prácticas sexuales seguras.

 

¿Debería dar a conocer mi identidad u orientación sexual?

Solo cuando quieras y estés listo(a) para hacerlo; y solo tras haber evaluado los riesgos de hacerlo. No te dejes presionar. Antes de dar a conocer tu condición, tal vez quieras—para tu propia información y para responder a las preguntas o corregir los conceptos equivocados de otra gente—aprender más sobre la orientación y la identidad sexual. Escoge cuidadosamente a quiénes les vas a contar primero. Deberían ser personas que sabes que habrán de aceptarte, apoyarte y respetar tu privacidad. Considera cómo la gente que conoces reacciona ante un personaje gay en televisión o al enterarse de alguna noticia en relación con gays. Prepárate para ser paciente. Puede que—tal como tú, para instruirte sobre todo lo concerniente al hecho de ser LGBT—también ellos necesiten… tiempo para aprender.

 

¿Cómo se lo digo a mi madre, a mi padre o a mi tutor(a)?

Ante todo necesitas estar y sentirte preparado(a) y tener un plan, para enfrentarte a posibles consecuencias adversas. En general, ¿cómo reaccionan tus progenitores (o tutores) ante las personas LGBT? ¿Te han demostrado que te aman, aun cuando se disgustan contigo? Si necesitas ayuda, ¿cuentas con alguien a quien puedes llamar? ¿Tienes un lugar donde quedarte en caso de que las cosas no salgan como esperas? ¿Qué vas a hacer si tus padres (o tutores) te amenazan con quitarte su apoyo financiero? Cuando puedas responder a todas estas preguntas, estarás en condiciones de hablar con ellos. Pero recuerda: sé paciente. Tú has estado pensando sobre tu orientación o identidad sexual desde hace rato… Para ellos, este asunto es nuevo.

 

¿Qué si me acosan en la escuela?

El acoso puede presentarse de diversas formas: desde improperios y rechazo, hasta violencia física dentro o fuera del campus practicada o fomentada por estudiantes y/o incluso educadores. Tú tienes derecho a contar con un entorno seguro para el aprendizaje. Procura hablar con un(a) profesor(a) comprensivo(a) (por ejemplo, alguien que tenga una pegatina que diga “zona segura”). Habla con tus padres o tutores si, habiéndoles dado a conocer tu condición, ellos te apoyan. Averigua las normas de tu escuela respecto a la discriminación. Para obtener información sobre cómo enfrentarte a escuelas con personal indiferente, puedes recurrir a PFLAG, Lambda Legal, y Human Rights Campaign (Campaña pro Derechos Humanos).

 

¿Dónde puedo encontrar amistades LGBT?

Tal vez puedas encontrarlos en tu propia escuela, especialmente si en ella tienen un club que se conoce como Gay-Straight Alliance (Alianza Gay-Heterosexual o GSA, por sus siglas en inglés). Además, puedes encontrarlos a través de organizaciones para adolescentes LGBT como Lifeworks en Los Angeles Gay and Lesbian Center (Centro de Los Ángeles para Gays y Lesbianas); y también hay sitios cibernéticos supervisados, como por ejemplo, Teenline (Línea telefónica y de mensajes de texto por y para adolescentes) y GLBT National Youth Talkline (Línea de Ayuda Nacional para Jóvenes Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgénero), por medio de los cuales puedes charlar por teléfono o en línea con un(a) par mentor(a) capacitado(a).

 

¿Podré algún día tener mi propia familia?

Sí. Muchas parejas del mismo sexo forman uniones familiares duraderas, celebran ceremonias de compromiso, se inscriben para uniones civiles y, en doce estados y en el Distrito de Columbia, se casan. Además, las parejas del mismo sexo tienen hijos y los sacan adelante juntas. Algunas crían hijos nacidos de relaciones heterosexuales previas. Y en algunos estados, las parejas LGBT adoptan niños o se convierten en padres o madres de acogida. También hay parejas LGBT que tienen hijos biológicos por medio de inseminación artificial o del alquiler de úteros. No pares de soñar. Tienes por delante un futuro emocionante y pleno.

 

¿Tendré una vida feliz?

No hay razón por la que no puedas tenerla. El hecho de haber comenzado a conocerte a ti mismo(a) y a reconocer sinceramente tus sentimientos indica que ya estás tomando los pasos necesarios para vivir con plenitud. Hay personas LGBT exitosas en todas las profesiones y clases sociales: gozan de relaciones profundas y satisfactorias con sus parejas, sus familiares y sus amistades; experimentan la alegría de ser madres o padres; y son miembros valiosos de sus comunidades y de sus congregaciones religiosas. Todo lo que tú tienes que hacer es… ser tú mismo(a).

 

TRANSGENDER

 

¿Qué significa transgénero?

Transgénero es un término amplio con el que se describe a un conjunto diverso de personas que expresan su género de maneras diferentes, a veces no tradicionales. Las personas transgénero sienten una sensación de género profunda, consistente y persistente (sea de masculinidad, feminidad, ambas o ninguna) que no corresponde a su anatomía física. En otras palabras, lo que el cerebro de estas personas les dice en relación con su género (varón, mujer, ambos o ninguno) no corresponde necesariamente a las partes de sus respectivos cuerpos o al sexo que se les asignara al nacer.

 

¿Qué significa variante de género o disconformidad con el género?

Las personas variantes de género expresan su género de manera no tradicional según las normas sociales. La sociedad establece expectativas sobre cómo deben actuar las personas de todas las edades tocante a la expresión de sus respectivos géneros. Los niños en particular pueden ser muy ingeniosos al expresarse, y no tener en cuenta esas expectativas sociales o desestimarlas. No obstante, los jóvenes disconformes con su género (los «variantes de género») no necesariamente son transgénero. El término intergénero se refiere a personas que desafían las definiciones más rígidas de la sociedad en lo que respecta a lo que significa ser masculino o femenino, a menudo mezclando varios atributos de todos los géneros y sexualidades.

 

¿Puede el hecho de ser transgénero ser solo una fase de la infancia?

La mayoría de los menores experimentan en mayor o menor grado la discrepancia de género; de niños experimentan con conductas que no se conforman con los estereotipos de género establecidos por la sociedad. Por ejemplo, niños hay que se visten con ropa de su mamá o juegan con muñecas, y niñas que rehúsan ponerse vestidos y prefieren jugar con camioncitos. En contraste con ellos, el (la) menor auténticamente transgénero experimenta una incongruencia constante, de larga duración, con respecto a su género de nacimiento. Con frecuencia, obligar a un(a) menor de estas características a conformarse a normas de género le causa angustia extrema.

 

¿A qué edad sabe uno si es transgénero?

Según la Academia Americana de Pediatría, entre los tres y los cinco años de edad se tiene ya una sensación fuerte y clara del propio género. Algunos aceptan desde niños sus sensaciones con respecto a su género; otros no sino hasta después de algunos años o aun décadas más tarde. Los mensajes externos en relación con los roles y las expectativas respecto al género provenientes de los padres, la escuela, los pares y la sociedad, a menudo demoran la disposición personal del (de la) menor a aceptar sus propias diferencias de género.

 

¿Pueden los padres cambiar la sensación de ser trangénero que siente su hijo(a)?

Sabiendo que la vida puede ser bastante más difícil para los menores transgénero, a veces los padres tratan de cambiar la identidad de género de su hijo(a) por medio de castigos o improperios, o haciéndolos cambiar de ropa o de conducta. En realidad, nada pueden hacer los padres para cambiar la sensación de género interna de su hijo(a). La aceptación y el apoyo ayudarán a fortalecer al (a la) menor para las dificultades que le esperan.

 

 

¿Qué es la identidad de género y la expresión de género?

La identidad de género se refiere a la sensación personal interna de ser varón, mujer o algo más.

La expresión de género se refiere a la manera en que la persona comunica su identidad de género a otros a través de la ropa, el peinado, el maquillaje y los modales.

 

¿Qué obstáculos enfrentan los jóvenes transgénero y sus familias?

El estigma que conlleva la disconformidad con el género puede dificultar a estos jóvenes expresar y comunicar de manera segura lo que sienten íntimamente. Este estigma también dificulta a las familias aceptar y apoyar la identidad de género que siente su hijo(a) transgénero. Los mensajes de familiares, educadores y/o amigos que sugieren que el (la) menor transgénero está «enfermo(a)» o «loco(a)» o que es «malo(a)» pueden causar que los jóvenes repriman su identidad de género y tengan sentimientos de vergüenza, culpa y aborrecimiento de sí mismos que persisten durante su vida adulta. Estos sentimientos pueden causar depresión, ansiedad, toxicomanía, conducta autodestructiva e intentos de suicidio, los cuales son mucho mayores entre los jóvenes transgénero que entre la población en general.

 

¿Cómo pueden los padres, familiares, amigos, educadores
y demás adultos interesados ayudar a estos jóvenes?

En organizaciones como PFLAG Los Angeles (Organización Nacional de Padres, Familiares y Amigos de Lesbianas y Gays), Transforming Family (Grupo de apoyo familiar para familias con hijos de géneros diversos), y TransYouth Family Allies (Aliados de Familias de Jóvenes Transgénero), pueden encontrar grupos de apoyo para ayudarse a lidiar con sus propios sentimientos al respecto. Estas organizaciones también pueden sugerirles estrategias para enfrentar los problemas que surgen en las escuelas y en el proceso de transición a la sensación de género interna de estos jóvenes.

 

¿Qué se entiende por transición dentro de este contexto?

Transición es el proceso por el cual la persona pasa de vivir en un género a vivir en otro. Con frecuencia las transiciones se caracterizan por el vector del cambio, de masculino a femenino (MaF) o de femenino a masculino (FaM). La transición no siempre conlleva tratamiento médico. El cambio en la manera de vestir, el ejercicio físico para cambiar el cuerpo, y la adaptación de modales y patrones del habla pueden ser maneras en que algunas personas efectúan la transición sin intervención médica. Otros puede que opten por tratamientos médicos como la terapia hormonal y la cirugía para alinear sus cuerpos con el género al que ellos saben que pertenecen.

 

¿A qué edad un(a) menor puede efectuar esta transición?

Los niños pueden llevar a cabo su transición social, vestirse, arreglarse, jugar y vivir dentro de la identidad de género que sienten como propia. Si un(a) menor efectúa esta transición antes de la pubertad, se puede usar bloqueadores hormonales para demorar el comienzo de la pubertad, hasta que el (la) menor sea lo suficientemente maduro(a) para decidir sobre medidas de efecto más permanente, como tratamientos hormonales y cirugía a los 18 años de edad o más. Los bloqueadores hormonales son totalmente reversibles. En Los Ángeles, la Transgender Clinic of Children’s Hospital Los Angeles (Clínica Transgénero del Hospital de Niños de Los Ángeles) puede explicar a los padres y tutores las opciones al respecto.

 

¿Pueden las personas transgénero llevar vidas felices?

¡Sí! Hay personas transgénero que son profesores universitarios, doctores, abogados, modelos, o profesionales u obreros en toda otra rama de trabajo. Y si así lo deciden, pueden formar pareja y ser padres. El factor más importante para el bienestar de la persona transgénero es el apoyo. Si usted es familiar de una persona transgénero, aprenda a usar el lenguaje apropiado, respetar la elección del nombre o pronombre que prefiere esa persona, y hacer de su hogar un lugar acogedor para él o ella. Encuentre apoyo para usted en PFLAG y otras organizaciones similares que pueden ayudarle a abogar a favor de su ser querido. Y si usted es una persona transgénero, recurra a comunidades acogedoras como PFLAG (Organización Nacional de Padres, Familiares y Amigos deLesbianas y Gays), TransYouth Family Allies (Aliados de Familias de Jóvenes Transgénero), y Los Angeles Gay and Lesbian Center (Centro de Homosexuales y Lesbianas de Los Ángeles), las cuales ofrecen atención médica, potenciación económica, grupos de conversación, asesoramiento y servicios legales a personas transgénero. Estos grupos pueden brindarle el apoyo adicional que necesita, sea que tenga una familia comprensiva o no. Día a día, las personas transgénero y sus aliados progresan en su intento de terminar con la discriminación y asegurar vidas felices para todos.